Los grandes medios nos vigilan y nos pastorean

Los medios de comunicación españoles controlados por tres grandes empresas, cuyos límites en ocasiones son difíciles de distinguir, conforman una realidad mediática que casi nunca tiene que ver con la realidad social. Para saber de verdad qué sucede en el mundo y en España lo mejor es recurrir a a los pocos medios que existen en Internet, no sin dificultades, haciendo un periodismo alternativo y de compromiso social y político. Andamos por la vida sin saber qué está pasando. La agenda informativa compone un relato fuertemente conservador mediatizado por las grandes corporaciones que se sientan en los consejos de administración de los medios de comunicación y por recetas ideológicamente conservadoras. Se sigue de forma trivial, y frívola, la actualidad en forma de ecos de sociedad y “noticia rosa”. Dos semanas con el abucheo a Cebrián y González en la Universidad Autónoma de Madrid como noticia de cabecera de los grandes medios, y una semana ya con la compra venta del piso de protección oficial que realizó el senador de Podemos, Ramón Espinar, hechos sin duda reprobables, pero sin consistencia informativa para devorar la agenda informativa de los medios de comunicación. Entre ayer jueves y hoy viernes han repetido hasta la saciedad la noticia del nuevo gobierno en el mismo formato y con  los mismos comentarios . Periodismo para tontos y tontas. Se han propuesto que la información adoctrine, despiste, engañe, pero sobre todo que no forme ni sea conocimiento. Los grandes medios de comunicación nos vigilan y nos pastorean. Las grandes corporaciones que controlan los medios han conseguido cambiar el guión y la agenda informativa.No cuestionan en ningún momento al poder establecido Han fabricado una realidad mediática que nada tiene que ver con la realidad social. “La información está empezando a vivir en una zona fronteriza con la publicidad o con la propaganda” Iñaki Gabilondo.  

La responsabilidad social y política del periodismo está en entredicho. Maniatado por la lógica del beneficio, rehén de la economía y falto de una ética de la responsabilidad. Es incapaz de reflexionar sobre  las consecuencias de la agenda informativa. El periodismo no está en su mejor momento. Los periodistas y las periodistas jóvenes se verán obligados, tarde o temprano, a una reflexión ética y moral sobre el compromiso social y político del periodismo.

En España la agenda informativa de los grandes medios empieza por la “R”. Ya tenemos a Rajoy de presidente del gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: