La ciudadanía valenciana ante la ética de la responsabilidad

400 alumnos y alumnas del Colegio Público 103 de Valencia, aulas prefabricadas, evacuados a causa de la lluvia. La Comunidad Valenciana creo que es de las regiones con más barracones escolares, llevándose la palma Alicante. Una herencia envenenada para el actual gobierno de la Generalitat, pues un colegio no se construye en dos días. Durante años el gobierno del PP en está comunidad ha utilizado una empresa (CIEGSA creo que se llamaba o se llama) para la construcción y mantenimiento de los centros escolares. Una empresa ruinosa para los valencianos y las valencianas en la que se han fraguado todo tipo de tropelías económicas, estando en el centro de más de una trama económica de las que siguen siendo noticia en la Comunidad Valenciana.
Asombra escuchar las reflexiones y los comentarios de los padres y las madres del alumnado del CEIP 103 de Valencia, teniendo en cuenta que la ciudadanía de la región ha mantenido la mayoría absoluta del PP en esta comunidad, dando carta blanca a las políticas educativas, sociales y económicas que han arruinado a las arcas públicas valencianas. Ahí están los juicios abiertos a los responsables políticos. Años de barracones y de recortes en la educación que ha situado a la comunidad Valenciana en los puestos de abajo en la inversión educativa y ha cargado el bolsillo de las familias, con todo lo que que supone de desigualdad social y exclusión. Por cierto, apunto un tema interesante para los medios de comunicación si hay más de dos millones de niños y niñas en situación de pobreza, seguro que esa misma cantidad está en situación de pobreza educativa, conozco casos sangrantes.
En estos tiempos de violencia social y terrorismo económico contra tantas personas, la indignidad se sostiene con el voto de las víctimas a los verdugos.
La Comunidad Valenciana ha sido durante años un referente de la gestión pública al servicio de intereses mafiosos. La ética de la responsabilidad, Claudio Magris, hace referencia a las consecuencias que se derivan de los actos realizados, por ejemplo el voto. La moralidad debería ser el referente más importante a la hora de ejercer los derechos y los deberes de ciudadanía.
Después de lo vivido durante años en la Comunidad Valenciana. Después de tanto barracón y tanto trajín económico y financiero. Después de tres o cuatro inundaciones en el CEIP 103 de Valencia. Después de tantos escolares de barracón. Decir que todos los gobiernos son iguales y que nadie hace nada es hacerse trampa en el solitario. Un poquito de decencia cívica, por favor.

Anuncios

Los grandes medios nos vigilan y nos pastorean

Los medios de comunicación españoles controlados por tres grandes empresas, cuyos límites en ocasiones son difíciles de distinguir, conforman una realidad mediática que casi nunca tiene que ver con la realidad social. Para saber de verdad qué sucede en el mundo y en España lo mejor es recurrir a a los pocos medios que existen en Internet, no sin dificultades, haciendo un periodismo alternativo y de compromiso social y político. Andamos por la vida sin saber qué está pasando. La agenda informativa compone un relato fuertemente conservador mediatizado por las grandes corporaciones que se sientan en los consejos de administración de los medios de comunicación y por recetas ideológicamente conservadoras. Se sigue de forma trivial, y frívola, la actualidad en forma de ecos de sociedad y “noticia rosa”. Dos semanas con el abucheo a Cebrián y González en la Universidad Autónoma de Madrid como noticia de cabecera de los grandes medios, y una semana ya con la compra venta del piso de protección oficial que realizó el senador de Podemos, Ramón Espinar, hechos sin duda reprobables, pero sin consistencia informativa para devorar la agenda informativa de los medios de comunicación. Entre ayer jueves y hoy viernes han repetido hasta la saciedad la noticia del nuevo gobierno en el mismo formato y con  los mismos comentarios . Periodismo para tontos y tontas. Se han propuesto que la información adoctrine, despiste, engañe, pero sobre todo que no forme ni sea conocimiento. Los grandes medios de comunicación nos vigilan y nos pastorean. Las grandes corporaciones que controlan los medios han conseguido cambiar el guión y la agenda informativa.No cuestionan en ningún momento al poder establecido Han fabricado una realidad mediática que nada tiene que ver con la realidad social. “La información está empezando a vivir en una zona fronteriza con la publicidad o con la propaganda” Iñaki Gabilondo.  

La responsabilidad social y política del periodismo está en entredicho. Maniatado por la lógica del beneficio, rehén de la economía y falto de una ética de la responsabilidad. Es incapaz de reflexionar sobre  las consecuencias de la agenda informativa. El periodismo no está en su mejor momento. Los periodistas y las periodistas jóvenes se verán obligados, tarde o temprano, a una reflexión ética y moral sobre el compromiso social y político del periodismo.

En España la agenda informativa de los grandes medios empieza por la “R”. Ya tenemos a Rajoy de presidente del gobierno.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.