¿Catequesis, hasta cuándo?

El estado español no es laico, al menos no lo parece. La Iglesia Católica tiene un excesivo protagonismo político y un tremendo impacto sobre las instituciones, a pesar de tener sus iglesias medio vacías. Un protagonismo que no le corresponde, pero que de hecho se le ha  reconocido por todos los gobiernos españoles, independiente de su signo político y de su raíz ideológica.

Con mucho sigilo, la Iglesia Católica consiguió mantener y mejorar las aportaciones económicas del gobierno socialista, que presidía José Luis Rodríguez Zapatero. Y con mucho sigilo, premeditación y alevosía, ha conseguido que el gobierno de Rajoy, colme algunas de sus reivindicaciones históricas.

1.- La catequesis de religión católica se convierte en una asignatura evaluable, con una alternativa,  en Primaria, Secundaria y Bachillerato. Cuenta para la nota final. En primero de Bachillerato es una optativa equiparable a lengua extranjera, tecnología, o historia de la Filosofía. Se pudiera dar el caso, que un/a estudiante termine Bachillerato conociendo el dogma de la santísima trinidad, pero ignorando qué es la Ilustración y que impacto tuvo sobre la modernidad: “la España de charanga y pandereta, cerrado y sacristía (…) Esa España inferior que ora y bosteza, vieja y tahúr, zaragatera y triste……” (A. Machado).

2.- Ajuste de cuentas con la Asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC). Se ha suprimido esta materia, en cualquiera de sus modalidades,  en toda la enseñanza obligatoria y en Bachillerato, incumpliendo todos los acuerdos internacionales firmados sobre esta materia por los últimos gobiernos españoles (tanto PP como PSOE) en el marco de la UE. España es el único país de la Europa de los 28 que no imparte EpC en ningna modalidad y en ninguna etapa educativa.

3.- La LOMCE es un traje a medida para blindar los conciertos educativos a los centros privados en general, y a los centros que separan al alumnado por sexo en particular, opción más que minoritaria en España. La LOMCE promueve  la enseñanza privada, fomentando la presencia de todo tipo de sectas religiosas en el sistema educativo, junto a las órdenes religiosas más tradicionales.

La educación es el ámbito de la razón, de la ciencia y de los valores morales universales. Es una tarea que incumbe a la escuela pública y laica. La catequesis, denominada como asignatura de religión católica, debe ser eliminada del currículo. Las trabajadoras y los  trabajadores que imparten la catequesis deben ser considerados como empleados de una empresa privada, que es la Iglesia Católica, a sueldo de la institución eclesiástica y con el amparo legal del Estatuto de los Trabajadores y otras normativas legales relativas al empleo.

La Conferencia Episcopal ha conseguido con el PP todas sus reivindicaciones desde el silencio; frente a la estrategia de ocupar la calle, con una algarada permanente, que emplearon contra la Ley Orgánica de Educación (LOE) y otras medidas sociales del anterior gobierno del PSOE.

Hasta ahora ningún gobierno ha sido capaz de garantizar la laicidad del Estado. Los problemas se acumulan pero no se solucionan. No tenemos una derecha laica sino sometida a los intereses morales y económicos de la Iglesia Católica, cuyo modelo educativo no se ha movido un milímetro en los últimos 300 años. La Iglesia Católica no ha querido redefinir su presencia en la vida pública española, recurriendo de forma reiterada a la patada a la puerta cada vez que ha visto amenazada su santa voluntad, que coincide con sus intereses ideológico-morales, pero principalmente económicos.

La actitud de la Iglesia católica es beligerante porque confunde el bien común con sus intereses particulares. No distingue entre ciudadanía y feligresía, para ella todos/as son feligreses, llegando a confundir peligrosamente a muchos/as creyentes de buena fe que ven en la democracia y los valores de libertad y derechos universales que la definen, un ataque contra los valores y los derechos de la Iglesia Católica.

Es insostenible que a a pesar de los duros recortes ejecutados por el gobierno del PP contra la educación pública, en cuatro años 30.000 docentes menos y más de 30.000 millones menos de inversión, se haya mantenido el presupuesto para la docencia de la asignatura de religión Católica, más de 400 millones de euros, y se hayan fortalecido y ampliado los conciertos a colegios con un alumnado de clase media alta.

Es insostenible que los gobiernos del PP sean pensionistas de la Iglesia Católica, y que los gobiernos del PSOE sean medio pensionistas.

Es insostenible que todos los ministros y las ministras de Educación terminen pasando por el confesionario. ¿Hasta cuándo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: