Las decisiones económicas como terrorismo social

Más de 500.000 niños y niñas españoles se quedan a partir del día 1 de junio sin becas de comedor. Aragón, Extremadura, Valencia, Navarra, La Rioja suprimen las becas con la llegada de la jornada intensiva que precede las vacaciones escolares. En España 1 de cada 3 niños y niñas están por debajo del umbral de la pobreza. En el País Valenciano la Casa de Caridad ya ha denunciado que en junio duplican la asistencia de niños y niñas en sus comedores. España es el segundo país de la Unión Europea con más pobreza infantil. El gobierno del PP ha implantado un régimen de terror económico y social para millones de personas.

El gobierno del PP ha disparado el número de pobres y de trabajadores en precario. Y ha trasladado la crisis económica, que es el nuevo modelo productivo de los neoconservadores, al sistema educativo público descargando sobre el mismo todas sus políticas destructivas

A la falta de becas y ayudas para el comedor, millones de estudiantes dependen de esta comida como principal sostén alimenticio del día, se une la falta de ayudas a la educación diaria. Más alumnados por aula, menos recursos materiales, menos recursos humanos. Menos ingresos de las familias, más recortes en los servicios públicos y más cara la vida. La tormenta perfecta producto de la política económica del gobierno del PP que durante casi cuatro años ha dado más al que más tiene y ha quitado más a los que menos tienen. Convirtiendo un servicio público tan importante como la educación en un problema que afecta al bolsillo.

El gobierno del PP ha roto el principio de igualdad que debe sostener la educación como Derecho Humano Universal, al convertirla en un bien de consumo que depende del bolsillo de cada persona. Génesis de una sociedad más injusta y desigual. Un  proyecto de sociedad que condena a millones de niños y de niñas a no tener futuro y que, en consecuencia, reduce el horizonte de un país. El éxito académico de unos pocos no frena la pérdida de talento de los más cuando son excluidos de forma planificada del sistema educativo.

Como fundamento de cualquier política pública educar es enseñar al que menos sabes y al que no sabe nada. Para los niños y las niñas más desfavorecidos la educación es el espacio para vivir y disfrutar la riqueza que aporta la cultura y el conocimiento para entender mejor la vida y la realidad. Para progresar y tener un horizonte hacia el que caminar.

Hay que recuperar la educación pública porque es donde se construye el ser de un país. Las políticas del gobierno del PP han perdido la mesura, y en la desmesura todo vale sin que la moral sea obstáculo. Las decisiones económicas del PP han derivado en terrorismo social y ha conseguido conjugar la pobreza alimenticia, con la pobreza económica y con la pobreza educativa.

 

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.