¿Qué hacemos para inculcar el placer de leer a los niños y jóvenes?

Perdida entre los temas de la actualidad más inmediata una noticia me llamó la atención en la prensa del viernes 9 de enero. Según datos publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS),que también incluye una apartado sobre los hábitos de lecturas de los/as españoles/as, el 35% de los españoles no lee “nunca o casi nunca”; el 65% lee al menos “alguna vez al trimestre”; y el 29% lo hace “todos o casi todos los días”. La mitad de los encuestados no compró ni un libro en el último año. Otro dato muy interesante concluye que mientras en Finlandia cada habitante lee por año 47 libros, en España la cifra es de 8,6.

La lectura ha sido sospechosa, cuando no perseguida durante muchos años, tantos como duro la dictadura del general Franco. Con la democracia en marcha seguramente la educación literaria y el gusto por la lectura, que tanta importancia había tenido en el sistema educativo de la IIª República, no era una prioridad para el gobierno. Pero tengo la impresión de que pasado los años, y las leyes educativas, en los que hemos resuelto algunos retos cuantitativos y cualitativos del sistema educativo, por ejemplo algunos de los que se derivan de la extensión de la escolarización hasta lo 16 años, sin embargo no hemos sabido resolver el problema que nos sigue planteando el gusto por la lectura entre los/as niños/as y los/as jóvenes. Un joven que lee por placer es un futuro adulto/ lector. ¿Qué hacemos para inculcar el placer de leer a los/as niños/as y a los jóvenes?

No mucho. En el Congreso de los Diputados no recuerdo ningún debate sobre el estado del libro y de la lectura en España. Y no recuerdo ninguna iniciativa política para acercar a la lectura a los más jóvenes ni a los adultos. De las televisiones y de las emisoras de radio públicas y privadas han desaparecido la información sobre el libro y los programas que fomentaban el hábito a la lectura.  En España el gobierno del PP ha terminado por convertir el libro en un artículo de lujo, como el acceso a la cultura en general, solo al alcance del que tiene el bolsillo bien repleto.  Y las leyes educativos no solo no han aportado ideas sino que como en el caso de la actual Lomce apuesta por la aniquilación total de la educación literaria. ¡Qué por cierto!, no es que los/as estudiantes adquieran muchos conocimientos enlatados sobre historia de la literatura, como podría pensar el incapaz ministro de Educación y sus incapaces asesores.

¿Y las bibliotecas públicas, escolares y municipales, donde han quedado con la crisis? Nadie habla ni pregunta por el estado de las bibliotecas públicas, un elemento muy importante para acercar la lectura a la gente y un valor en el fomento de la igualdad porque acerca el libro y otros soportes culturales a las personas menos favorecidas. ¿Cuál es el estado actual de las bibliotecas públicas y cuál está siendo su incidencia, en este momento, en el bienestar cultura y educativo de la sociedad? No hay que olvidar que los grupos sociales más desfavorecidos encuentra sólo en la educación y en la cultura, en las que el libro y la lectura tienen un papel de vital importancia, un espacio para vivir y para disfrutar la riqueza que es el conocimiento.

Nada ni nadie parece que pueda impedir el triunfo del ruido que genera la información en bruto sobre la figura de la persona que lee y que necesita espacio y tiempo para leer, ambos conceptos nos han sido robado por la economía neoconservadora. La advertencia de Harold Bloom toma cada vez más cuerpo “lo que está en peligro de extinción es el acto de la lectura en sí”.

José Saramago dijo que leer es bueno para la salud. Si prescindimos por completo de la lectura como experiencia de vida, tendremos una visión muy empobrecida de lo humano.

Sigo creyendo en el poder terapéutico de la lectura. Porque leer es un acto desafiante , un acto de afirmación y una proclama de libertad al mundo.  Aunque esto difícilmente lo entenderá el presidente del gobierno español, que sólo “lee prensa deportiva” y que ha apostado por aniquilar la educación y la cultura española.

 

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.