Gomendio escribe un artículo propagandístico en el diario El País

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades del gobierno del PP, Monstserrat Gomendio escribió el viernes 30 de mayo un artículo en el diario El País titulado “Los agentes de transformación educativa”, en el que expone una vez más los argumentos ideológicos sobre porqué España necesita una ley injusta e inútil como la LOMCE. El artículo parece cocinado con esos ingredientes que tanto y tan bien ha manejado el gobierno del PP para condimentar los duros recortes en el sector público: el desprecio hacia los/as trabajadores y la soberbia para amortiguar cualquier crítica.  Sólo comparto con la secretaria de Estado una idea: ” El modelo educativo define el modelo de país al que se aspira”. Con la LOMCE ya sabemos que el gobierno del PP aspira a un país marcado por la fractura y la desigualdad social, por la polarización ideológica, por el integrismo católico como vigilante de la ética y la moral ciudadana y por la formación de feligreses y empleados modélico.

Según la secretaria de Estado la formación de los jóvenes determina su vida laboral y le convierte en motor de la economía, en ningún momento del artículo hace mención a la importancia que la educación tiene para formar no solo empleados/as sino también personas responsables y críticas. Ciudadanos y ciudadanas en el sentido más ilustrado de la palabra. La educación queda reducida a satisfacer estrictos objetivos económicos y de empleabilidad. El paso siguiente será convertir la educación en un sector más sujeto a las duras reglas del mercado y a las escuelas en empresas. Al convertir por ley -la LOMCE- la educación en un bien de consumo el gobierno del PP ha puesto la primera piedra.  La secretaria de Estado debe saber que ni los mercados ni la ética comercial colocan la igualdad por encima del lucro. De ahí la LOMCE y la consecuente desregulación del sector de la educación.

Conforme a la ideología que mueve la LOMCE, el gobierno del PP sacrifica la equidad para conseguir la excelencia, pero de una élite social determinada que son los llamados a pilotar un país de feligreses y empleados consumidores integrantes de la mayoría silenciosa que reivindica el gobierno del PP.  En el sistema educativo español no se da un “rendimiento uniformemente bajo”, en todo caso dispar, tenemos a la mitad de las comunidades autónomas igual o por encima de la media en lengua, matemáticas o ciencias en las valoraciones de las evaluaciones internacionales; a otras tantas próximas a las medias de los países mejor posicionados y otras como Andalucía que, por ejemplo, en la última evaluación de lengua ha demostrado un progreso importante.  Además España ha conseguido mantener uno de los sistemas educativos más equitativos del mundo.  El discurso catastrofista sobre del sistema educativo español que mantiene el PP es un discurso interesado económicamente y fomentado por los sectores más integristas de la derecha española, incluida la iglesia católica.  Además es un insulto al enorme esfuerzo y al gran trabajo desplegado por las CCAA para extender y hacer posible la escolarización obligatoria hasta los 16 años. Un enorme reto.

Sobre a los recursos hay que recordar a la secretaria de Estado que España necesitaba los recursos suficientes para poner a andar en igualdad de condiciones con los países más avanzados de Europa un sistema educativo capaz de sostener la calidad democrática en la sociedad y de dibujar un futuro mejor para todos y todas. La modernidad fundamentada en la ética y el conocimiento. En este sentido el esfuerzo que han realizado las comunidades autónomas ha sido fundamental y los resultados están obre la mesa. Se ha invertido lo que había que invertir. Ahora bien nadie ha escrito que invirtiendo mucho menos se consigan mejores resultados. El objetivo comprometido por el gobierno del PP ante la UE de reducir la inversión educativa por debajo del 3,5% del PIB deja la educación pública seriamente tocada y deja comprometido el futuro de cientos de miles de niños y de jóvenes. Seguramente no hay que invertir mucho más pero sí sostener la inversión y fijar unos objetivos más claro y precisos que revolucionen el sistema educativo español. Seguimos teniendo pendientes una reforma radical del curriculo, de la formación inicial y permanente de los/as docentes y de la organización y gestión de los centros. La LOMCE no aporta nada nuevo sino que sitúa al sistema educativo en el punto de llegada anterior a la Ley General de Educación de 1970.

En cuanto a las políticas sobre el profesorado el artículo deja ver más cinismo que desconocimiento. A estas alturas del gobierno del PP, ya son más de dos años, la secretaria de Estado no ignora, porque ha sido un elemento activo contra el profesorado, los duros recortes y las no menos duras críticas que se han vertido desde el gobierno contra los/as docentes españoles.  El gobierno del PP ha convertido la educación pública en uno de los sectores más castigados por los recortes. La cursilería de los discursos sobre la abnegada e importante misión del profesorado llenan las hemerotecas, y las normas sobre autoridad del profesorado llenan el espacio jurídico de la mayoría de las comunidades autónomas; pero la realidad es que el gobierno del PP ha lanzado durante dos años una importante campaña de desprestigio contra la profesión docente. Con duros recortes salariales y de los derechos sociales y laborales.  Fomentando las normas necesarias para suprimir la formación permanente. Y empeorando las condiciones de trabajo: más ratio profesor/alumno, más horas lectivas, menos horas para estudio y formación y menos horas para la necesaria convivencia y trato con los/as estudiantes y las familias. Escribir que “los docentes carecen de incentivos que promuevan la mejora de su carrera” es un acto de cinismo que demuestra como la poca vergüenza se ha instalado en la política española.

Ante artículos propagandístico como el de la secretaria de Estado de Educación que echan gasolina al incendio que ya sufre el sistema educativo español, hay que preguntarse ¿por qué no ha habido un sólo partido  político, sindicato sectorial, órgano de consulta, asociación profesional, asociaciones de familias y de  jóvenes, expertos/as o informe internacional que haya avalado, apoyado o reconocido la LOMCE como una ley necesaria? ¿Porque los docentes, junto al resto de la comunidad educativa, llevan dos años de movilizaciones contra la política educativa del gobierno y los recortes?

Conviértanse en empresa, es la solución que da el gobierno para mejorar el sistema educativo, y para ese viaje sobran todas y cada una de las palabras empleadas en el artículo propagandístico publicado por la secretaria de Estado de Educación en el diario El País

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.