Revindicando la educación pública reivindicamos la política.

Ya que nadie lo hace en esta campaña para las elecciones al parlamento europeo, yo quiero reivindicar la educación pública. Me sorprende la debilidad moral de todas aquellas personas que piensan que la educación de sus hijos e hijas es un asunto que tiene que ver más con el bolsillo de cada cual que con la condición humana más solidaria y dispuesta a cooperar. El desarrollo de la democracia y de sociedades más justas y solidarias está ligado a los fines y objetivos de la educación pública. En esta semana de campaña repleta de discursos vacíos que nos disparan políticos y políticas cortos de ideas y carentes de imaginación los movimientos sociales (incluyo a los sindicatos) deberían reivindicar, más que nunca, la política y denunciar la debilidad moral de esa parte de la sociedad que votará partidos que fomentan el racismo, la xenofobía y la exclusión. Confío en que nos vayamos dando cuenta que hace tiempo nos llegó el momento de pasar de los discursos aprendidos a la acción y del responso a la reivindicación. Reivindicando la educación pública reivindicamos la política.

Un educación pública de calidad requiere de políticas públicas, y éstas de un discurso con solidez y calidad en sus contenidos. Un discurso atrevido que incremente el valor de lo público.  Que apueste por la recuperación moral de la sociedad. Que restituya el ideal de ciudadanía ligado al de solidaridad y al de una cultura de paz. Que reivindique la limpieza de la vida pública. Que rescate el compromiso intelectual con el bien común de la sociedad. Y que tenga su desenlace más importante en la acción social.

El objetivo de la acción social es reclamar una escuela pública de calidad cuyo objetivo sea el éxito de todos/as los/as estudiantes. Para que exista educación pública tiene que existir escuela pública, aquella que está gobernada por la comunidad educativa como expresión última de la sociedad. La escuela pública necesita cambios de calado, la LOMCE es un desastre histórico porque sólo atiende a lo suyo y a los/as suyos/as. Necesitamos cambiar la cultura pedagógica de los centros, así como su organización. Esto requiere políticas valientes por parte de la Administra, empuje decidido por parte da la comunidad educativa para hacer efectivos los cambios y, muy importante, que el colectivo docente deje a un lado cualquier fórmula de corporativismo que en no pocos momentos frena el camino hacia una escuela pública de calidad.

La escuela pública requiere una organización radicalmente diferente a la actual, que facilite una distribución moderna de los tiempos escolares en la que la jornada lectiva quede desligada definitivamente de la jornada escolar, y que está quede al servicio de los retos que exige la sociedad del siglo XXI.  Requiere un curriculo más flexible, más imaginativo y con más interacción entre sus distintos elementos. También modificar la formación inicial y continua del profesorado, hoy el docente debe ser sobre todo un gestor de confianzas, que va a requerir del apoyo de nuevos perfiles profesionales para realizar una labor profesional cada vez más compleja. Requiere articular medidas y ámbitos que corresponsabilicen a las familias en la educación. Y requiere inversión con sentido y propósito.

Es un asunto de salud pública el que la sociedad se movilice y apueste por la educación y por la escuela pública. En este sentido es fundamental la implicación de los medios de comunicación.  Los medios tienen que aproximarse a la educación pública con otra perspectiva y con otras intenciones. Sabemos que la prensa no es neutra, ni inocente, pero sí puede ser independiente. Las grandes empresas de comunicación no parecen ser conscientes del valor ético, moral y social de la educación pública como un elemento necesario para vertebrar social, cultural y terrotorialmente España.

Los medios de comunicación explotan más, informativamente, la fragilidad de la educación pública que su potencial formativo. Y esta circunstancia influye para que no goce de todo el aprecio social que debería tener. Las buenas prácticas educativas no son objetivo de información prioritaria, las malas prácticas sí. La educación y la escuela públicas sufren un grave deterioro de imagen. Parece más periodístico el conflicto que el diálogo; el problema que la solución.

Los medios de comunicación son muy importantes a la hora de construir y transmitir confianza. Un confianza que la sociedad debe preservar y multiplicar. En la educación pública la confianza es tan importante como en la economía o en las finanzas. Explica el profesor Pedro Ravela ” no es posible educar en un contexto en el que las autoridades desconfían radicalmente de los docentes;los docentes desconfían de las autoridades educativas sean del partido que sean; las familias desconfían de las escuelas a las que envían a sus hijos  y de los docentes que están a su cargo; la opinión pública desconfía de las instituciones educativas en general”.

Con el actual gobierno del PP fomentando la antipolítica, el miedo y la desconfinaza; con la ley orgánica de educación vigente, que es una máquina de exclusión social; con  los medios de comunicación atrincherados mayoritariamente en defensa del gobierno; y con la debilidad moral de buena parte de la sociedad que vota la exclusión social de cientos de miles de personas, la comunidad educativa representativa  de unos ideales más solidarios y pacíficos tiene muchas horas de trabajo por delante para seguir reivindicando una educación pública de calidad. Pero esto ni lo  he leído ni lo he escuchado en la presente campaña electoral para las elecciones al parlamento europeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: