participación crítica ante la debilidad moral del voto cautivo

Sólo siete países de la Unión Europea (UE) se han fijado los objetivos necesarios para impulsar el acceso a la universidad de los/as jóvenes de familias con menos recursos y más pobres. España no figura entre estos países. El gobierno del PP ha convertido la educación en un bien de consumo al que cada cual puede acceder en función de la cuenta corriente que maneje. La educación ya no es un derecho, y además no incumbe a la solidaridad ni a la cooperación, sino un problema individual que afecta al bolsillo de cada familia. Esta es la educación que la mayoría de la ciudadanía española ha refrendado con su voto en las elecciones al parlamento europeo. Una muestra de la debilidad moral de millones de personas que siguen avalando con su voto las políticas de exclusión social de grandes capas de la población. La mayoría sigue ciegamente rendida,  por completo, a un capital con las ideas muy claras pero carente de ética y moral. Me llama la atención que en las elecciones europeas el voto de castigo a los gobernantes que han esquilmado a tantos países, y a aquellos partidos políticos que han sido colaboradores necesarios, se haya traducido en voto a la extrema derecha. Parece claro que en países en otro tiempo modelos de sociedades democráticas como Inglaterra, Francia, Dinamarca  o Finlandia la alternativa para muchas personas sea más exclusión social, más recortes, más racismo, más xenofobia y muros más altos altos contra “el otro”, el que viene de fuera, o sencillamente el que es diferente. No necesitábamos alforjas para este camino de vuelta a la miseria moral y al feudalismo económico y político. Algunas ideas para nuevas formas de hacer política.  Los ingenieros pueden crea localizaciones, pero el tiempo es necesario para crear lugares. La sociedad civil debe recuperar el protagonismo en la construcción del bien común. Según Adela Cortina, “el uso público de la razón es -como sabemos- el síntoma esperanzador de una sociedad en vías de ilustración”. No todos los indicadores nos llevan a una desesperanza sin fin. Aloizio Mercadante atribuye a lo que llama “nueva cultura surgida del paradigma tecnológico” las siguientes características: la  horizontalidad, la  adaptabilidad, la flexibilidad y la cooperación, yo añadiría la solidaridad. Características que podríamos atribuir también a una nueva forma de construir día a día la política del futuro.  Además de  existe una instantaneidad en la interacción que no tiene paralelismo con otros tiempos ni otras formas de organización.  Estas características multiplican la cultura de una participación  crítica, no ciega, de la que tan necesitados andamos ya a estas alturas de la existencia, frente a la cultura de la desidia y el dejar hacer al gobernante por ti propia de esa mayoría silenciosa que tanto gusta al PP y que tanto daño hace al futuro de la sociedad. Pero no olvidemos que son los colaboradores necesarios.

Revindicando la educación pública reivindicamos la política.

Ya que nadie lo hace en esta campaña para las elecciones al parlamento europeo, yo quiero reivindicar la educación pública. Me sorprende la debilidad moral de todas aquellas personas que piensan que la educación de sus hijos e hijas es un asunto que tiene que ver más con el bolsillo de cada cual que con la condición humana más solidaria y dispuesta a cooperar. El desarrollo de la democracia y de sociedades más justas y solidarias está ligado a los fines y objetivos de la educación pública. En esta semana de campaña repleta de discursos vacíos que nos disparan políticos y políticas cortos de ideas y carentes de imaginación los movimientos sociales (incluyo a los sindicatos) deberían reivindicar, más que nunca, la política y denunciar la debilidad moral de esa parte de la sociedad que votará partidos que fomentan el racismo, la xenofobía y la exclusión. Confío en que nos vayamos dando cuenta que hace tiempo nos llegó el momento de pasar de los discursos aprendidos a la acción y del responso a la reivindicación. Reivindicando la educación pública reivindicamos la política.

Un educación pública de calidad requiere de políticas públicas, y éstas de un discurso con solidez y calidad en sus contenidos. Un discurso atrevido que incremente el valor de lo público.  Que apueste por la recuperación moral de la sociedad. Que restituya el ideal de ciudadanía ligado al de solidaridad y al de una cultura de paz. Que reivindique la limpieza de la vida pública. Que rescate el compromiso intelectual con el bien común de la sociedad. Y que tenga su desenlace más importante en la acción social.

El objetivo de la acción social es reclamar una escuela pública de calidad cuyo objetivo sea el éxito de todos/as los/as estudiantes. Para que exista educación pública tiene que existir escuela pública, aquella que está gobernada por la comunidad educativa como expresión última de la sociedad. La escuela pública necesita cambios de calado, la LOMCE es un desastre histórico porque sólo atiende a lo suyo y a los/as suyos/as. Necesitamos cambiar la cultura pedagógica de los centros, así como su organización. Esto requiere políticas valientes por parte de la Administra, empuje decidido por parte da la comunidad educativa para hacer efectivos los cambios y, muy importante, que el colectivo docente deje a un lado cualquier fórmula de corporativismo que en no pocos momentos frena el camino hacia una escuela pública de calidad.

La escuela pública requiere una organización radicalmente diferente a la actual, que facilite una distribución moderna de los tiempos escolares en la que la jornada lectiva quede desligada definitivamente de la jornada escolar, y que está quede al servicio de los retos que exige la sociedad del siglo XXI.  Requiere un curriculo más flexible, más imaginativo y con más interacción entre sus distintos elementos. También modificar la formación inicial y continua del profesorado, hoy el docente debe ser sobre todo un gestor de confianzas, que va a requerir del apoyo de nuevos perfiles profesionales para realizar una labor profesional cada vez más compleja. Requiere articular medidas y ámbitos que corresponsabilicen a las familias en la educación. Y requiere inversión con sentido y propósito.

Es un asunto de salud pública el que la sociedad se movilice y apueste por la educación y por la escuela pública. En este sentido es fundamental la implicación de los medios de comunicación.  Los medios tienen que aproximarse a la educación pública con otra perspectiva y con otras intenciones. Sabemos que la prensa no es neutra, ni inocente, pero sí puede ser independiente. Las grandes empresas de comunicación no parecen ser conscientes del valor ético, moral y social de la educación pública como un elemento necesario para vertebrar social, cultural y terrotorialmente España.

Los medios de comunicación explotan más, informativamente, la fragilidad de la educación pública que su potencial formativo. Y esta circunstancia influye para que no goce de todo el aprecio social que debería tener. Las buenas prácticas educativas no son objetivo de información prioritaria, las malas prácticas sí. La educación y la escuela públicas sufren un grave deterioro de imagen. Parece más periodístico el conflicto que el diálogo; el problema que la solución.

Los medios de comunicación son muy importantes a la hora de construir y transmitir confianza. Un confianza que la sociedad debe preservar y multiplicar. En la educación pública la confianza es tan importante como en la economía o en las finanzas. Explica el profesor Pedro Ravela ” no es posible educar en un contexto en el que las autoridades desconfían radicalmente de los docentes;los docentes desconfían de las autoridades educativas sean del partido que sean; las familias desconfían de las escuelas a las que envían a sus hijos  y de los docentes que están a su cargo; la opinión pública desconfía de las instituciones educativas en general”.

Con el actual gobierno del PP fomentando la antipolítica, el miedo y la desconfinaza; con la ley orgánica de educación vigente, que es una máquina de exclusión social; con  los medios de comunicación atrincherados mayoritariamente en defensa del gobierno; y con la debilidad moral de buena parte de la sociedad que vota la exclusión social de cientos de miles de personas, la comunidad educativa representativa  de unos ideales más solidarios y pacíficos tiene muchas horas de trabajo por delante para seguir reivindicando una educación pública de calidad. Pero esto ni lo  he leído ni lo he escuchado en la presente campaña electoral para las elecciones al parlamento europeo.

El PP da las escuelas infantiles a las empresas de seguridad, limpieza y varios

El profesor Agustín Moreno escribe en http://www.cuartopoder.es un artículo titulado “No me bajo de las Nubes” de necesaria lectura. Agustín pone los acentos con toda claridad sobre las distintas circunstancias que rodean la problemática situación de la escuela infantil “Las Nubes”, un centro de referencia por su excelente trabajo al que la política de privatización del gobierno del PP de la comunidad de Madrid ha puesto al borde de un precipicio. Sólo un ejemplo, aunque muy significativo, de lo que está pasando en este sector.

El gobierno del PP madrileño esta convirtiendo las escuelas infantiles de la comunidad  en empresas de bajo coste, con una precariedad laboral extrema y una pésima calidad educativa, dejándolas en mano de empresas multiservicios  para las cuales una escuela es un trozo e beneficio más para el lucro de unos pocos. Estas empresas solo buscan el beneficio a corto plazo y esto se consigue deteriorando la calidad del servicio (comedor, transporte, cuidadores/as, atención sicopedagógica, atención a las familias etc); deteriorando la calidad de la profesión, con menos salarios, peores condiciones laborales y sociales, y escasa o nula formación para los/as docentes de esta etapa; y, por último, minimizando al máximo la importancia del proyecto educativo.

El gobierno del PP madrileño, y por extensión español ahí tenemos la LOMCE, reconoce a las empresas una autoridad moral indiscutible para definir los objetivos  de una educación acorde con las aspiraciones de una nueva economía que es una fábrica de excluidos. Además desde la escuela pueden identificar a los futuros empleados modélicos. Ni la ética comercial ni la economía de mercado sitúa la igualdad y la calidad educativa por encima del beneficio y del lucro personal. La educación queda reducida a satisfacer estrictos objetivos económicos y presupuestarios.

Siempre insisto en que la comunidad educativa debe organizarse en movimientos sociales de amplio espectros que , en último caso, pueden ser los agentes del cambio. Sólo cuando los docentes, las familias y los estudiantes participan en movimientos sociales más amplios en favor de la justicia y la igualdad dentro y fuera de la educación consiguen éxitos más duraderos.

La educación depende de la ideología y está se hace realidad a través de la micropolítica. Las reformas, como la LOMCE, no sólo son cambios técnicos sino que cambian el sentido de la educación. Se relegan unos valores por otros distintos.  Replegarse sobre si mismo es un escándalo. Debemos insistir en una educación  que procure el éxito para todos y para todas y especialmente para los más desfavorecidos que sólo en la escuela encuentran el espacio para vivir y disfrutar de las riquezas que suponen la educación y la cultura. Esta es la gran tarea para que millones de niños y de niñas puedan vivir una vida digna y entender la realidad que les rodea.

No deja de asombrarme la debilidad moral de la ciudadanía madrileña. El PP aún mantiene buenas expectativas de voto. Como escribe Agustín Moreno no hay que bajarse de Las Nubes.

Las políticas de recortes fomentan la pobreza infantil

A las personas que siguen sufriendo la pobreza solo les queda convertir en votos la rabia y la indignación para echar del gobierno al PP, ante la desigualdad social y el empobrecimiento de la mayoría de la sociedad. Y además hacerse fuerte en movimiento sociales de amplio espectros para seguir el camino de la reivindicación ante cualquier gobierno que tome el relevo. La democracia no es votar cada cuatro años, es participar en la vida pública. Lo dice “V” el protagonista de la película “V de Vendetta”, “los pueblos no deberían temer a los gobernantes, los gobernantes deberían temer a los pueblos”.

Save the Children ha sido la última organización internacional en señalar la situación de pobreza que se extiende como una plaga sobre la infancia española, anteriormente Cáritas e Intermón-Oxfan ya habían advertido de la penosa situación. Son ya 2,5 millones de niños/as los que viven una situación de pobreza. Todo el mundo está agotando la red de contacto porque el gobierno se ha ausentado de este grave problema.  la bolsa de pobreza, quizás no contabilizada, escondida en las escuelas empieza a aflorar, lo dicen los/as docentes. Según el profesorado se nota en la alimentación, en la ropa y en la capacidad de gasto de las familias. Los duros recortes del gobierno del PP en ayudas a comedor, transportes, refuerzos. libros de textos, etc. está agudizando esta situación

2, 5 millones de niños/as en riesgo de pobreza infantil es el 30% de la población. España es el segundo país de Europa con más pobreza, y la infancia es ya el grupo de edad más pobre. la Unión Europea ya ha expresado su profunda preocupación al gobierno de España por las altas tasas de pobreza.  El 12,8% de los/as niños/as en riesgo de pobreza en Europa son españoles.

Pero el drama de la pobreza infantil va más allá de las familias desempleadas, es que familias trabajando  no pueden mantener a sus hijos/as debido a las penosas condiciones laborales y salariales que le imponen la actual legislación. Y es que el bienestar de la ciudadanía ya no es objetivo de las políticas del gobierno de España ni del la UE. Ahora trabajan par satisfacer la codicia de los bancos y de los grandes corporaciones. Son sus mejores y más leales asalariados.

la pobreza infantil ya no es solo la falta de alimentos, sino de educación, de sanidad, de políticas de igualdad, de tener una vida digna con perspectiva de futuro. Y son las políticas. Las reformas tienen ideología y además patrón. El segundo mandato de Zapatero abrió las puertas al gobierno del PP para que se hiciera cargo de cobrarnos la fiesta que otros había organizado, ¡y bien que nos la ha cobrado el gobierno del PP¡.

¡Las políticas¡ Son las políticas de recortes, y las leyes que se derivan de éstas, las que están fomentando la pobreza infantil y una desigualdad indignante en la sociedad española. España ha sido el país donde la crisis ha impactado con más dureza de forma desigual: apenas se han reducido los ingresos del 10%  de la población más rica, mientras que los del 10% de la población más pobre se ha caído un 14%.

¿Quién rescata a la infancia española, empobrecida, de las manos del gobierno del PP? Rescatar a unas 70.000 familias puede costar aproximadamente unos 2.500 millones de euros. Hagan la cuenta calderilla en relación al dineral que le llevan dado a los bancos,  las multinacionales y ahora  las empresas de las ruinosas carreteras de peajes.  En el gobierno de España se ha instalado la poca vergüenza. Me temo que en una parte de la sociedad española también.

La escuela coránica como ideal de escuela

Para el gobierno del PP la escuela coranica es el ideal de escuela.  Se estudia lo que ordena las autoridades políticos y religiosas, se preparan abundantes contenidos para memorizar; y se examinan de esos contenidos. Y la religión católica esta presente como asignatura, como alternativa y como valores transversales a todo el currículo de la enseñanza obligatoria.  Una escuela pensada para educar fieles devotos de la religión católica y del conservadurismo político más rancio que engrosarán las filas de la mayoría silenciosa que tanto gusta al presidente Rajoy y a la cúpula de su partido.

El gobierno del PP de la comunidad de Madrid lleva  años señalando el camino. Las miguitas de pan que han ido dejando para seguir el camino correcto han sido clave para entender las políticas del actual gobierno en educación, sanidad, dependencia, empleo, o medioambiente. Ahora el gobierno madrileño ha propuesto, públicamente, abrir la docencia a cualquier licenciado independientemente de su formación pedagógica y didáctica. ¿Para memorizar y recitar los contenidos revelados en los libros de textos, son las grandes editoriales las que organizan el currículo, se necesita algo más ue mano dura y control?

Creo que algún experto, no recuerdo quien, ha comentado que incorporar a cualquiera que pase por la puerta del colegio con un titulo bajo el brazo es propio de países poco desarrollados. Que es una práctica habitual de países que tiene pocos docentes y no muy cualificados.

El gobierno del PP está reduciendo el derecho a un trabajo dino, bien remunerado y con un nivel de cualificación profesional acorde con una tarea tan compleja como es la de educar, al derecho a trabajar de cualquier forma, por lo que quieran pagarte y en las condiciones, peores, que te dicten o te puedas imaginar. Caen los salarios de la profesión docente, aumentan los horarios, suben las ratios y empeoran los derechos sociolaborales y las condiciones laborales  profesionales de los/as docentes. Y el gobierno del PP en otra vuelta de tuerca sólo se le ocurre vomitar gente ajenas a la docencia para deteriorar, aún más , la escuela pública: ¡primer objetivo de la derecha¡

La educación pública, junto a la sanidad, es el sector más castigado por los recortes de gobierno del PP.  Pero a los gobernantes de la derecha se les llena la boca de normas para reforzar la autoridad de los/as docentes que, además, reciben elogios, “la cursilería de los discursos que exaltan la abnegada labor de los apóstoles de la docencia que amorosamente moldean  con sus manos la arcilla de las nuevas generaciones; y además reciben salarios que se ven con lupa” Eduardo Galeano.

La comunidad educativa solo puede ya aportar indignación y rabia ante el ideal de escuela coránica que pretende implantar un gobierno iletrado e inculto como el del PP. Y transformar en votos es rabia y esa indignación para echarlos del gobierno por mucho tiempo. Y organizarse en movimientos sociales de amplio espectro para que el gobierno que venga tome nota de que nadie le va a dar un cheque en blanco.

Blog de WordPress.com.