La Etapa Infantil, 0-3 años, a la deriva.

Esta mañana he escuchado en la cadena SER un interesante debate sobre el estado de la educación Infantil, en su etapa 0-3 años, en el que han participado equipos directivos, docentes y familias. El denominador común ha sido la gran preocupación por el deterioro de la mencionada etapa y por la privatización fomentada desde el gobierno del PP en la comunidad de Madrid. Esta tarde  a  las 18.30 en el Auditorio Marcelino Camacho, se inicia el ciclo, “Sí se puede. Resistiendo y transformando” organizado por la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid. Se proyectará la película “Sólo es el principio” y tendrá lugar un debate posterior a la proyección precisamente sobre el estado de la educación Infantil. No soy un experto en la etapa 0-3 años pero me preocupa enormemente el tratamiento que se la ha dado en las distintas leyes orgánicas de educación. La Ley Orgánica de Educación (LOE) ya separo el 0-3 años del 3-6 años. Lo que tendría que haber sido una etapa única con sentido propio se troceo: el 0-3 años se quedó “flotando” en el sistema educativo al albur de la buena fe de las administraciones autonómicas, mientras que se “primarizó” el 0-6 años. es decir, se convirtió en una especie de “preprimaria”. Pero no perdieron el carácter claramente educativo. El gobierno el PP va más allá. La Lomce convierte el 0-3 años en una etapa asistencial que no necesita requisitos especiales para ser ejercida, pone las bases para su total privatización abriendo las puertas de este subsector a empresas privadas multiservicios, que agrupan divisiones de seguridad, limpieza, construcción, etc. que ven en un sector de la educación como es el 0-3 años una posibilidad de lucrativo negocio, pero que devalúan la etapa priorizando los costes (abaratamiento de la educación  en todo los aspectos)  por encima del proyecto educativo con el consecuente deterioro de la calidad. El modelo del gobierno Rajoy es el modelo que Esperanza Aguirre implantó a sangre y fuego en la comunidad de Madrid. Los ataques directos a la educación pública madrileña por parte del gobierno del PP empezaron en el año 2008 y tuvieron como primer objetivo la red de escuelas infantiles y de casas de niños que eran una referencia para el resto de España, incluso para algunos países europeos. Ya habían empezado antes con ataques parciales y localizados, pero el 2008 marca un punto de inflexión. El gobierno del PP en la comunidad de Madrid, se carga la mayoría de los equipos directivos de estos centros; modifica las condiciones físicas y profesionales para poder abrir un centro de 0-3 años y ejercer; saca a concurso público muchos centros gestionados por  sociedades cooperativas que quedan en manos de empresas de servicios múltiples; e impone el silencio administrativo como mecanismo de relación con la comunidad educativa; recorta sustancialmente la inversión dejando a miles de familias fuera del sistema educativo en una etapa tan sensible y tan importante; e implanta el cheque escolar. Según se comentaba en el debate de la cadena Ser, al que aludo al principio, la situación actual es que el gobierno del PP de la comunidad de Madrid desvía cada año 34 millones de euros a la privada a través del cheque escolar. Mientras, son las familias las que costean en este  momento el 70% de la inversión en las escuela públicas de la etapa 0-3 años. De forma tal que la cuota mínima que una familia paga en este momento en un centro público no baja de los 90 euros, independientemente de su situación social y económica. Al deterioro del sistema educativo, en una etapa tan importante como es el 0-3 años, se une la incertidumbre que se ha instalado en los centros que  vislumbran con horror el futuro inmediato que les espera.  Una etapa a la deriva con centros propios de las novelas de Dickens. No debemos olvidar que la dignidad de las personas constituye la esencia del estado democrático y de derecho, y ésta dignidad empieza en la etapa 0-3 años.

Anuncios

No hay un paraíso al que volver

La organización escolar y la estructura curricular de la enseñanza obligatoria es selectiva y excluyente. Las etapas están excesivamente marcadas, y se impone una jerarquía de asignatura en los curriculo más propia de un a época industrial. Esta situación se va a agudizar con la LOMCE, una ley que ha recuperado todo aquello que fue descartado por poco efectivo y cea problemas que no existían  antes.

Para un gran numero de estudiantes el paso de la Primaria a la Secundaria es un salto al vacío sin paracaidas, y en muchos casos quedan abandonado a su suerte. He tratado a este tipo de estudiantes y la mayoría de ellos y de ellas son inteligentes, con buenas habilidades sociales y buenos comunicadores, sin embargo se ven superados por la estructura del sistema y por la burocracia.  Tendríamos que mordernos la lengua antes e hablar de fracaso escolar y de abandono. Tendríamos que ser más reflexivo a la hora de responder a la pregunta sobre el fracaso escolar: ¿quién fracasa? ¿Porqué se fracasa?. Especialmente en Secundaria se impone de manera aplastante el “resultadísmo”, rara vez se observan los procesos y se valora el esfuerzo. La educación deja de ser obligatoria para convertirla obligación  en una especie de castigo que nos lleva necesariamente a la selección.

La profesión docente tendría que dotarse de otro sentido distinto al de examinador de contenidos y al de controlador social, que potencia la LOMCE, el de la justicia social. Educar sigue siendo educar al que no sabe y educar al que menos sabe. este es el sentido social de al educación, hoy desterrado de las escuelas y de la sociedad.Nos hemos olvidado que la educación tiene que ver sobre todo con los derechos humanos universales  no tanto con la economía y las leyes de mercado. Es necesario un cambio en la cultura profesional de los docentes.

Por su parte las familias deben de jugar un papel más importante  a la hora de reforzar el sentido de justicia social de la profesión docente. Deben organizarse con los docentes y estudiantes en movimientos reivindicativos de amplio espectro. Es necesario redefinir el escenario de las relaciones entre las familias y el colectivo docente. Y es importante que los centros educativos den un giro de ciento ochenta grados a la organización escolar para posibilitar la participación real de las familias. Por cierto, esta última situación sería imposible si la negociación colectiva, los convenios sectoriales, no reconocen las horas necesarias para a los padres  y las madres para ejercer su derecho a participar en la educación de los hijos e hijas. Es decir si el conjunto de la sociedad no reconoce el valor de la educación.

Ahora el gran obstáculo para progresar adecuadamente es la LOMCE que agudiza todos los problemas pendientes de resolver y abre las puertas a otros que teníamos por superados. Pero como indica Mariano Fernández Enguita, suprimida la LOMCE no hay un paraiso al que volver.

La escuela, según el gobierno del PP de la Comunidad de Madrid

Me cuentan algunos amigos lo difícil que se ha puesto vivir, y convivir, en las escuelas madrileñas gobernadas en los últimos años con mano de hierro por el gobierno regional del PP. El profesor Estevez, catedrático de la Universidad de Málaga,  explicaba que para conocer de verdad lo que sucede en las escuelas había que preguntarle a los estudiantes y a los/as conserjes, hoy auxiliares de control.  Y no andaba desencaminado. Historias reales que nos hacen ver en qué se están convirtiendo muchos centros de la comunidad de Madrid con el apoyo necesario, “colaboracionista”, de no pocos docentes y familias. Las escuelas son mitad cuartel y mitad seminario.

Un niño cuenta en casa que el director de su cole, nombrado a dedo por la consejería de Educación, sube a clase y en un tono más propio de un jefe de seguridad de prisiones que de un director les dice a los/as niños/as que en la clase manda la profesorado y que el alumnado tiene prohibido hablar con el director. Cuando han sorprendido a un grupo de niños/as bajando para hablar con el director se les ha castigado con bajar y subir las escaleras tres veces. Métodos retrógrados  que inculcan en las personas aptitudes retrógradas. Este es un ejemplo de como funciona una escuela totalmente alejada de un modelo de educación democrático que fomenta la participación del alumnado y de las familias y que tiene en la solidaridad y la cooperación sus ejes fundamentales.

En la lógica del “ajuste de cuentas” eliminan la Educación para la Ciudadanía tanto como asignatura como área transversal al currículo, pero al mismo tiempo retuercen la convivencia de los centros implantando una organización fuertemente jerarquizada que excluye cualquier atisbo de participación. Organización en falange. La disciplina como método de castigo. El catecismo.   Y muchos recortes.  La tijera, el crucifijo y la pizarra vacía son los símbolos más adecuado para definir el nuevo modelo que propugna la Lomce y que en la comunidad de Madrid se lleva ejecutando desde hace tiempo.

El gobierno del PP de la comunidad de Madrid confunde maliciosamente autoritarismo con autoridad. La cursilería de los discursos que exaltan la abnegada labor del colectivo docente  están a la altura de los bajos salarios, del empeoramiento de las condiciones laborales y de  una deficiente carrera profesional.

El objetivo del gobierno del PP de la comunidad de Madrid es instruir a los individuos en los valores del mercado, obedientes feligreses, para ello cuentan con la asignatura de religión y con su “alternativa” salidas del mismo horno y hechas con la misma masa. Todo lo que hacen va en contra de la construcción de sociedades democráticas y de derecho. Esto es, sin más, lo que nos trae la Lomce para toda España

¿Quién pone puertas al campo?

La política migratoria del gobierno del PP consiste en subir las vallas de las fronteras de Ceuta y Melilla; en más cuchillas y mejor afiladas; y en muchos guardias civiles amontonados en la frontera. Estas medidas se complementan con actos del ministro del Interior en los que da la mano y sonríe a alguna subsahariana con niño. Desde que murieron ahogadas las personas que intentaban alcanzar a nado las costas españolas, ¿Cómo se pueden ahogar tantas personas con otras tantas contemplando el suceso?, todo a ido de mal en peor. Me impresionan la falta de conciencia y de escrúpulos del ministro del Interior y del director general de la Guardia Civil que tendrían que haber dimitido al día siguiente de la tragedia, pero no lo hicieron. Es más amenazaron e insultaron a aquellos que les criticaron por su actitud. Ceuta es lo mismo que Lampedusa.

¿Pero quién le pone puertas al campo? ¿Un ministro beato y un director general con pintas de cacique del siglo XIX?

La pobreza y la fractura social se agigantan. Se está consolidando una sociedad dual globalizada, en la que se va consolidando la transmisión intergeneracional de la pobreza. “Es necesario un modelo que resitúe prioridades (la persona y su dignidad antes que la economía), y piense en nuevas lógicas (reciprocidad y redistribución y no únicamente intercambio).” Francisco Lorenzo Y Victor Renes. Anuario 2014 de la Fundación 1º de Mayo.

La crisis ha agudiza las profundas desigualdades sociales que se han producido durante la etapa de crecimiento económico. La respuesta de las políticas ultraconservadora hacia los pobres y los desheredados de la tierra es la represión. El palo. El muro más alto posible. Las políticas económicas aún más duras.

En el mundo se mueven los capitales libremente, pero a las personas se les priva mediante leyes represivas de esa misma libertad de movimientos. Esta es la base sobre la que se construye el capitalismo del futuro. La argamasa ya la conocemos sangre, lágrimas y mucho sufrimiento, pero siempre ajeno.

Blog de WordPress.com.