Crónica de la aprobación de la lomce.

Una pizarra vacia de contenido. Una tijera. Un crucifijo. Un tren que pasa a toda velocidad por el anden de la estación atropellando a cientos de miles de ciudadanos/as. Todo esto simboliza a Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Se aprobó el jueves 28 de noviembre en el Congreso de los/as Diputados/as. Con los votos en solitario del PP. Ni un solo diputado, ni una sola diputada de los/as intervinientes tuvieron una sola palabra de aliento, afecto o compresión ni con la LOMCE ni hacia el ministro Wert. Ni tan siquiera los más despitados y flojos de los parlamentarios que tomaron la palabra, los representantes de UPyD y UPN. Sólo el PP. La LOMCE es una norma aprobada con los votos minoriarios de la mayoría política, pero rechazada por la mayoría social que conforma la comunidad educativa. Ningún partido político del arco parlamentario español se ha atrevido a votar favorablemente una ley que nace con los días contados.
El Senado ha empeorado sustancialente la LOMCE. Ha puesto aún más de manifiesto lo que es el uso extremadamente partidista de la educación. Ataques interesados contra la escuela pública. Y oidos sordos a los problemas de la educación. El presinde Rajoy es muy consciente de la ley que que se ha traido entre manos: injusta para la mayoría; e inútil porque agravará muchos problemas. “¿A quién corresponde la paternidad de este proyecto de ley?”, se preguntaba el diputado por Foro Asturias. La ley es producto de un círculo pequeño de neoconservadores y católicos integristas, ejecutada por tecnócratas innominados. Una ley de bajo coste con un fuerte carácter evangelizador.
Rajoy y Wert sólo han tenido una idea y lamentablemente es errónea. Se han metido a toda velocidad en la autopista del futuro, pero en dirección contraria. Creo que esto está muy perseguido y penado por la ley. La LOMCE no convence a nadie. Más de once enmiendas a la totalidad y más de 1.600 enmiendas parciales. Porque la gran mayoría de la sociedad, en mayor o menor grado, se ha dado cuenta que es una ley hecha contra la educación pública una de los servicos públicos mejor valorados por la sociedad, junto con la sanidad. Y castiga severamente a los/as docentes, una de las profesiones mejor valorada pr la ciudadanía, y a los/as estudiantes.
La LOMCE es lesiva contra las personas que menos tienen y que más necesitan de la educación. El sentido de enseñar y el de educar es hacerlo al que menos sabe y al que nada sabe. Por eso la comunidad educativa se acordará de la esta ley como una amenaza que quizo fracturar la sociedad española para siempre entre los que pueden elegir gracias a su cuenta corriente y los que nada pueden hacer porque nada tienen. Es una ley segregadora y excluyente.
La aplicación de la LOMCE va a suponer un sin fin de problemas para los gobiernos autonómicos: presupuestarios, organizativos y pedagógicos. Invade comptencias. Y, contrariamente a lo que dice algún diputado y algún cronista más pendiente del sobresueldo que de la verdad, es una ley muy centralizadora, que lo único que delega son un montón de problemas, algunos de difícil solución para los territorios. No es cierto que el sistema educativo español este disperso y pérdido entre las 17 comunidades autónomas. Es más la cercanía del servicio a la ciudadanía lo ha mejorado y además se ha acortada las distancias históricas entre los sistemas educativos de la distintas comunidades autónomas, al menos eso dicen numerosos estudips nacionales e internacionales.
El gobierno del PP ha despreciado el diálogo como la forma más clara para buscar la verdad y el saber por encima de las creencias y los prejuicios. El diálogo es el gran reto cuanbdo se necesita precisar una tarea tan importante para la sociedad como es la educación.
Ante el futuro desarrolo de la LOMCE la comunidad educativa debe de seguir organizada en movimientos sociales de amplios espectros que son los únicos capaces de mantener, revindicar y conseguir aquellos derechos derechos humanso universales que hoy están pendiente de un fino hilo. La LOMCe es un claro ejemplo de esto.
La educación es la activiadad humana más poderosa para construir una sociedad más justa y feliz; para llegar a la verdadera justicia. La ignorancia sobre este preciado bien que es la educación es el auténtico mal. Por eso la LOMCE da miedo. Nadie se quiere impregnar de la misma, con la excesión de los muy convencidos de la bondad del mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: