Un pacto social por la escuela pública

Ya no necesitamos un pacto por la educación sino un pacto social por la escuela pública del cual se derive una agenda de prioridades para empezar a trabajar, más allá de la LOMCE y de la LOE, en las reformas que necesita el sistema educativo español. Hay algunas ideas sencillas que por dichas no debemos dejar de recordar. Necesitamos un diagnóstico consensuado entre la comunidad educativa sobre las reformas pendientes que requiere el sistema educativo. Y acordar una estrategia para llevar a cabo las tareas que se deriven del diagnóstico.
Necesitamos consensuar un curriculum básico común para toda la enseñanza obligatoria sin sobresaltos ni etapas; un curriculum cuyo objetivo sea fomentar las nueve, diez u once capacidades que deben desarrollar los/as estudiantes para hacer frente a un mundo increiblemente incierto; para que entiendan mejor la cultura de la innovación; para que sean muy proactivos y responsables; para que sepan trabajar en equipo, manejar la comunicación y navegar en las redes sociales. Huir urgentemente del curriculum basado en datos y contenidoss del que luego te examinan para ver si los recuerdas. Se aprende en las escuelas que las cosas son siempre de una manera, y te examinan para tener constancia de que así lo recuerdas porque asi lo has aprendido. Esto es la LOMCE y en cierta medida ha sido la LOE.
Hay que crear un fondo de cohesión para paliar las desiguladades regionales en la educación. Y subir urgentemente el porcentaje del PIB dedicado a educación.
Necesitamos un plan para la selección del profesorado. Artícular la formación incial y organizar una carrera profesional que estimule el trabajo solidario, en equipo, la cooperación y la innovación.
Dar un giro de ciento ochenta grados a la organización de los centros si queremos de verdad que la sociedad participe y colaboré en una tarea tan difícil como es la de educar niños/as y jóvenes.
Necesitamos políticas correctoras de las desigualdades sociales. Potenciar las inversiones y los planes socioeducativos.
Precisamos no confundir la evalución con los exámenes. La evaluación es muy importante para mejorar el sistema educativo de una manera integral; las pruebas estandarizadas son una herramiento de selección y exclusión de estudiantes.
Hay que tomarse en serio las posibilidades formativas, sociales y económicas de la Formación Profesional.
Hay que tomarse en serio el aprendizaje de lenguas extranjeras. Necestamos una revolución conceptual y metodológica. El bilingüismo no deja de ser, en la mayoría de los casos, un timo.
La mayoría del profesorado, de las familas y de los/as estudiantes, asímo como de numerosos/as expertos/as piensan que el sistema educativo tiene que cambiar el gobierno no, por la neceidad de control y el pensamiento de corto plazo que mueve la actividad política, cada cuatro años elecciones. Pero esta claro que liquidada la LOMCE, debemos saltar más allá de la sombra que apunta la LOE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: