El maestro como adiestrador

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, inicia el curso político con el debate sobre el estado de la región, y una propuesta estrella, cambiar la formación de los docentes. González es consciente de que un cambio en el curriculum del grado de Magisterio es competencia del gobierno de España y de las universidades pero alguien tenía que poner el tema sobre la mesa y quien mejor que el presidente de una comunidad cuyos principios ideológicos y cuya acción política se han convertido en guías para las duras políticas de recortes que el gobierno del PP viene ejecutando desde hace casi dos años contra la ciudadanía.
El asunto es muy complejo y el ministro de Educación tiene suficientes incendios que apagar en este momento, pero resulta imprescindible comenzar a proyectar la formación de unos/as docentes de primaria de acuerdo con los contenidos de la reforma de sistema educativo que el gobierno quiere cerrar en el nuevo curso.
Como no puede ser de otra manera la idea es convertir a los docentes en instructores que transmitan a los/as niños y los/as jóvenes un contenido curricular único, de forma memorística y fácil de examinar. Como nos gobiernan unos simples para el PP esto sería la excelencia académica.
El presidente de la Comunidad de Madrid plantea un grado de Magisterio con más peso de las troncales. Desde el año 2011 la Comunidad de Madrid viene introduciendo en las oposiciones una prueba general de conocimiento que según datos del propio gobierno madrileño en los sucesivos años de su aplicación han suspendido más del 72,4% de los/as aspirantes, datos procedente de un estudio que la prensa aireó a finales del curso pasado pero que nadie ha visto ni leido. Prueba general que está directamente relacionada con la evaluación que el gobierno madrileño realiza cada curso a los/as estudiantes de primaria. Una prueba que ha sido denunciada reiteradamente por exoertos y por los distintos miembros de la comunidad educativa madrileña y espñola por su falta de rigor, y la nula aportación a la mejora del sistema educativo de la comunidad y a la educación de los estudiantes.
Un sistema educativo ramplón, construido desde la mala leche y con argumentos anteriores a la Ilustración necesita de un magisterio cuyo único objetivo sea la amplicación de la norma y de los protocolos correspondientes de la manera más represora posible. De ahi convertir al maestro en un instructor. Y la evaluación en una herrameinta de represión y exclusión. Se pueden adiestrar perros, caballos, simios y personas.
Todo esto tiene sentido si echamos una mirada al ideario educativo de la derecha española: no ha avanzado un milimitro en doscientos años. La reforma Wert se sustenta en los mismos principios que las reformas educativas de la derecha española de finales del siglo XIX, de principios del siglo XX y las reformas de la dictadura del general Franco, y deriva en la misma acción política. Las ideas de que la escuela es mitad cuartel y mitad seminario, y de que el objetivo más importante de la educación es adiestrar súbditos que sean buenos feligreses y empleados modélicos flotan en todas las iniciativas legislativa de la derecha española.

Anuncios

Un pensamiento en “El maestro como adiestrador

  1. ¿Por qué no se prepara mejor a nuestros maestros? Como toda pregunta, esta que acabamos de plantear ya contiene la mitad de la respuesta: la palabra “mejor”, que es un juicio de valor. ¿Mejor para qué o para quién? Si se considera que la función de la escuela consiste básicamente en instruir, en proporcionar las instrucciones necesarias para hacer algo de una determinada manera, la preparación consistirá en formar instructores o monitores; si, en lugar de impartir conocimientos, lo que se persigue es mostrar al alumno la forma de adquirirlos por sí mismo, ayudándole y alentándole en el proceso, la forma de actuar y, posiblemente, los preparadores, serán otros.

    Y también los planes de estudio. Porque, en esta hipotética escuela de maestros, no se concebiría iniciar la profesión docente sin haber adquirido algo más que rudimientos sobre Educación de los Sentidos, Movimiento y Pensamiento, Teoría del Desconocimiento y otras materias similares. Una escuela en la que, además de profundizar en la Lengua, las Matemáticas o cualquier otro de los saberes convencionales, se reflexionara acerca de cómo distorsionamos la realidad cuando la percibimos, de cómo ciertas posturas facilitan ciertas actitudes y pensamientos, de cómo se construyen las teorías y cómo dejan de ser válidas a lo largo de la Historia y de cómo en nuestro pensar hay mucho de Biología pero no lo es todo.
    http://www.otraspoliticas.com/educacion/el-valor-anadido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: