EDUCACIÓN Y DESPENSA PARA EL PUEBLO

Quién nos iba a decir que con trece años ya adentrados en el siglo XXI tendríamos que recuperar la consigna revolucionaria de los regeneracionistas españoles del siglo XIX: educación y despensa para el pueblo.

Desde hace semanas viene siendo noticia en los medios de comunicación el problema acuciante de los/as niños/as mal alimentados y desnutridos que llegan cada mañana a la escuela con hambre. Según el último informe presentado por UNICEF sobre este escabtroso tema, en España 2,2 millones de niños viven en hogares que están por debajo de la pobreza. Es el 29,8% de la población memor de 18 años. Un 16% de los/as niños/as viven en hogares con pobreza extrema. Mientras el Eurostat de 2013 ya amplia el tanto por ciento de menores en riesgo de pobreza hasta el 30,6%.

En los gobiernos y las políticas está la clave más importante. En España el gobierno del Partido Popular ha ejecutado una dura política de recortes contra la inversiones y los programas socieeducativos. Se han cerrado comedores; se ha encarecido el servicio en aquellos que siguen funcionando; se alienta sin pudor la jornada continuada como medida de ahorro; se ha reducido el número de becas, y se han endurecido las condiciones para acceder a las mismas; y se ha recortado las becas de comedor hasta un 30%. la pobreza es un quebranto para la salud y para la educación.

Los grupos más desfavorecidos encuentran sólo en la escuela el espacio para vivir y disfrutar de la educación, de la cultura y de una vida sana y saludable. Esto es una gran tarea social que da sentido a la educación como elemento de liberación personal.

Andalucía ha ampliado sus políticas de bienestar para garantizar tres comidas al día a los estudiantes sin recursos. Canarias está transitando por el mismo camino; mientras el gobierno de la comunidad valenciana deja a los/as niños/as más necestados en manos de la caridad. Por su parte el gobierno de España sacó adelante una proposición en el Congreso, sólo con sus votos, para desarrollar un plan que pondrá en funcionamiento a cinco o seis meses vistas para atajar la emergencia que supone un número cada vez mayor de niños/as en las escuelas españolas mal alimentados o hambrientos. Una propuesta indecente, realizada por un gobierno moralemente deslegitimado. Un insulto para los que sufren y padecen.

La caridad es producto de la insolidaridad, y esta es una consecuencia de la ideología conservadora y las politicas que fomenta. Los mercados lejos de corregir la desigualdad la intensifica, generalizando la pobreza entre la población. Según el estudio de la Fundación 1º de Mayo de CCOO, “Desigualdad y estado social en España” ” la educación está viviendo un preocupante proceso de deterioro y mercantilización, que la hace inaccesible para grandes capas de la población, a la par que pierde su carácter social y se hace permeable a las necesidades de los mercados; del mercado laboral, pero también de las empresas educativas. El endurecimiento para acceder a la prestación por desempleo implica el empobrecimiento directo de parte de la población. La situación de falta de ingresos por la que atraviesan las familias están elevando la petición de ayudas que, sin embargo, son desatendidas a causa de los recortes en las políticas de Servicos Sociales”. La lectura idelógica de la crisis nos hace entender el calado de las políticas de recortes que no van a cesar porque están en el ADN ideológico del gobierno del PP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: