EL IRRENUNCIABLE COMPROMISO SOCIAL DE LA EDUCACIÓN

El capitalismo especulativo se ha cebado con el sistema educativo español. La derecha ha exportado la crisis económica a las escuelas, como paso inevitable al cambio de modelo social que pretenden la ideología neoconservadora, descargando sobre el sistema educattivo todas las políticas destructivas que va generando para crear una sociedad más insolidario, injusta e individualista.

En este escenario el gobierno del PSOE e IU de la Junta de Andalucía ha decido garantizar tres comidas al día a escolares sin recursos. Una decisión política diametralmente opuesta a las tomadas por otros gobiernos autonómicos como el de la Comunidad de Madrid o el de Cataluña que subieron el precio del servicio de comedor y, al mismo tiempo, recortaron el número de becas y la cuantía de las mismas dejando fuera del sistema a miles de niños, niñas y jóvenes.

El compromiso social de la educación es irrenunciable. La izquierda se diferencia de la derecha por una concepción inclusiva de la educación, cuyo referente más importante es la política socioeducativa. Aquella que poibilita la educación a las clases más desfavorecidas, haciendo buenos los dos objetivos más importantes de la escuela pública: enseñar al que no sabe y enseñar al que menos sabe.

Los grupos sociales más desfavorecidos encuentran en la escuela pública el espacio ideal para vivir y disfrutar de la cultura intelectual. De una educación integral que cuida su mente y su cuerpo. Esta es la gran tarea que da valor a la educación como herramienta para entender la vida y la realidad.

Las reformas como la LOMCE no son sólo cambios técnicos sino que cambian el sentido de la educación, intentando cambiar el sistema de valores y la moral de los estudiantes, convertidos en peones de intercambio que serán evaluados por el mercado y capturados por su valor económico. Ya nada importa la justicia la equidad,la tolerancia. Ya nada importa la vida de los otros. la calidad y la excelencia no son sino formas insidiosas de opresión y normalización convirtiendo la educación en una poderosa máquina de exclusión y la experiencia docente en asuntos relacionados con los conocimientos técnicos.

El gobierno andaluz de izquierda con su medida recupera una de las señas de identidad más importante de la educación pública:el compromiso social. El compromiso con una educación equitativa y democrática se puede mantener desde la voluntad política, y con políticas públicas.

La futura LOMCE es una reforma inmovilista que apuntala un modelo social política y económicamente muy polarizado y es un instrumento contra la movilidad social y la cohesión social. Es un proyecto que incide en la desintegración social. Es un claro ejemplo de pacto entre el catolicismo integrista y el neoconservadurismo económico y político ¿Acaso han escuchado a Rouco o a Rajoy reivindicar medidas de justicia social como la propuesta por el gobierno andaluz?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: