HAY ALTERNATIVAS DESDE LA UNIDAD, CON CRITERIOS

Nos falta cultura unitaria y nos falta un discurso unificado, creible, donde prevalezca el interés de la mayoría por encima de las aspiraciones particulares. Los movimientos sociales, incluyo a los sindicatos de clase CCOO y UGT deberían ser más propósitivos a la vez vez que reivindicativos. Reclamando políticas públicas sólidas y eficaces. Desarrollando un discurso social atrevido que incremente el valor de lo público.

En el discurso político y en las políticas sociales es donde se establecen las diferencias ideológicas, y aún más en tiempos de crisis. Es la ideología más conservadora la que reclama la neutralidad como suya, la eficencia como estandarte y la paz de los cementerios como el escenario ideal para desarrollar su trabajo como gestores del gran capital. Lo vivimos en España con el gobierno del Partido Popular contra las clase trabajadora, contra los pobres y los marginados.

Llevamos años nadando contra corriente en las aguas del discurso conservador que inunda toda la sociedad. Es hora de tomar la inciativa o de entregarnos definitivamente. Los movimientos sociales tendrán que ser más didácticos en sus explicaciones, y deben tener un discurso alternativo más elaborado y muy actualizado. Sumamos millones de personas y miles de causas y no podemos refurgiarnos en la inercia del día a día -pesimista, pero confortable- para salir a la calle solo en momentos puntuales.

La situación requiere unos movimientos sociales con presencia pública y con la capacidad de impactar sobre la sociedad con un discurso alternativo con nervio y musculatura, artículado con las estrategias para la acción más convenientes en cada momento. Ello exige mucha paciencia y una gran capacidad de organizarse y actuar en el tiempo y una actitud valiente ante la propaganda conservadora organizada desde los medios de comunicación, con el apoyo de los lobbys sociales y económicos, y que reivindican permanentemente a una mayoría silenciosa. Para el gobierno del PP la democracia es instrumental y se ejerce cada cuatro años con el voto. Mecánica pura unos minutos en movimiento y cuatro años inmóviles.

Ya no nos jugamos solo las condiciones laborales de los trabajadores sino algo más importante y que condiciona derechos y obligaciones: el modelo social. Y esto nos implica a todos y a todas.

Tenemos que tomar la iniciativa proponiendo y difundiendo un modelo social que potencie las virtudes públicas, la solidaridad, la fraternida, la participación, la cultura de paz como fuerzas, y motor, de la democracia y de la libertad.

Debemos exigirnos buscar los elementos comunes que cohesionen un discurso político de izquierda con amplitud de miras, que salte por encimas de localimos e intereses particulares, con el mensaje claro de que hay alternativa desde la unidad,con criterios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: