LA CRISIS DE LA EDUCACIÓN ESTA PASANDO INADVERTIDA

En muchos países del mundo, incluidos los de la “rica” Europa, el sector de la educación está recibiendo una fuerte coacción por parte de la economía. La educación es rehén de los recortes. Los gobiernos neoconservadores han descargado la crisis económica, y sus políticas destructivas, hacia el sector educativo. La cohartada perfecta. La educación se ha convertido en el objeto más deseado por las grandes empresas y las polítcas neoconservadoras, como la del gobierno del Partido Popular en España. La gestión privada del dinero público que se mueve en este sector se ha convertido en un objetivo para las grandes empresas del sector servicios. Por otra parte, las políticas de los gobiernos neoconservadores facilita la presencia, en muchos casos abusiva, de empresas privadas sin tradición alguna en el sector y que entiende la educación como un negocio más al que hay que sacar beneficios. Estas empresas encuentran el apoyo del gobierno a través de los conciertos y además de la permisividad de una legislación, ver la futura LOMCE y otras medidas tomadas ya por el gobierno del PP, que les facilita el cobro directo de cualquier actividad a las personas que optan por la modalidad enseñanza privada concertada o privada. Empresarios finaciados por el gobierno que intimidan económicamente a la ciudadanía. ¿Qué clase de liberalismo es este?

No es una buena señal que la educación caiga en manos de empresas con ánimos de lucro y de políticos que la entiende como una herramienta fundamental para mantener una estructura social con una élite dominante y una mayoría “silenciosa”, tan al gusto del gobierno del PP y de la jerarquía eclesiástica española. Esto es lo que esta sucediendo en España, la LOMCE consolida esta tendencia. Y esto es lo que esta sucediendo en otros muchos países del mundo. Una educación que promueve la rentabilidad frente a una educación que promueve el civismo. El paso siguiente es convertir las escuelas en empresas. Ni los mercados ni la ética empresarial colocan los Derechos Humanos Universales, entre ellos la igualdad, por encima del lucro. Una educación cuyas únicas justificaciones son económicas y que fomenta el individulismo más extermo solo pueda acentuar la indiferencia cívica cuyas proporciones son yan alarmante.

“Ningúns sistema educativo funciona bien si sus beneficios sólo llegan a la élites más adineradas. La distribución del acceso a la educación de calidad es un asunto urgente para todas las democracias modernas”. Martha C. Nussbaum. Es preciso un análisis diferente de la educación, que aborde los problemas del sector como otros de los síntomas de la lamentable degradación cívica. La solución de los problemas de la educación, y de los retos pendientes, depende más de los Derechos Humanos Universales y de los intereses comúnes, que de la competitividad y una responsabilidad reducidas al estricto plano individual.

La comunidad educativa tiene que dedicarle el tiempo necesario a discernir sobre qué debería estar procurando. Porque parece que una crisis está pasando inadvertida, una mucho más perjudicial para el futuro de la democracia: la crisis mundial en el sector de la educación. Frente a la coaación que los ciudadanos y ciudadanas reciben de unos poderes políticos y económicos que han perdido la mesura, y en la desmesura todo vale sin que la moral sea obstáculo, es urgente comprometerse en activiades sociales y educativas críticas que afronten los retos de la educación del siglo XXI y resuelvan los problemas del día a día. Son los movimientos de amplios espectros los agente del cambio. Solo cuando los docentes, las familias, los estudiantes, la sociedad en su conjunto, participan en movimientos sociales más amplios en favor de la justicia y la igualdad sociales dentro y fuera de la educación se consiguen éxitos duraderos. La educación es el último camino hacia la cultura y la democracia.

Anuncios

Un pensamiento en “LA CRISIS DE LA EDUCACIÓN ESTA PASANDO INADVERTIDA

  1. Cuando un país se concibe como una empresa y la principal prioridad es que sea competitivo, que produzca más, mejor y más barato, resulta fácil imaginar qué puede esperarse de su modelo educativo. Si este es el objetivo, todo lo que no esté encaminado a aumentar la eficiencia, todo lo que no sea útil para este fin, resulta superfluo.
    Somos muchos y no hay suficiente para todos, solo para los mejores, para los más listos o los más fuertes, para los que están mejor preparados. Este es el mensaje y está en contradicción con el modelo de escuela pública que se postula en las leyes educativas: una escuela que facilita la igualación social incluyendo a todos y en la que nadie debería sentirse discriminado por su diferencia.

    Pero esta incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace nos afecta a todos. Hay un sentir ambiguo en el que, por un lado, queremos una educación distinta y, por otro, necesitamos la seguridad de que esta educación no nos deja en desventaja. Y buscamos una solución de compromiso que quiere creer que la fórmula consiste en formar mejor a los profesores, en que estén mejor pagados, dispongan de más recursos y sean capaces de motivar más a sus alumnos.

    Esto ayudaría, pero no basta ni es lo fundamental.

    http://www.otraspoliticas.com/educacion/incoherencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: