LA EXCELENCIA MORAL ES LA QUE MÁS VALE.

El martes día 12 de marzo el periódico El País dedicaba las páginas centrales “Vida y Artes” “Mamá, ¿qué son las preferentes?, a la educación financiera materia que el Reino Unido acaba de incluir en el currículo académico. El argumento parece de sentido común, según El País, “el descalabro económico de millones de afectados por la crisis impulsa la implantación de la educación finaciera”. En España ya hay un proyecto piloto sobre el tema. En el año 2010 el Banco de Españal, La Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Ministerio de Educación pusieron en marcha un plan piloto para impartir contenidos financieros a los alumnos y alumnas de tercero y cuarto de la ESO en 30 institutos. En el año 2013 son ya más de 400 centros con 20.000 jóvenes implicados los que empiezan a recibir formación finaciera.

En la propuesta de borrador de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) el gobierno del Partido Popular (PP) elimina la Educación para la Ciudadanía (EpC) e introduce la Educación para Emprendedores y Catequesis de religión católica. En el curriculo pierde peso las asignaturas de Humanidades. mientras que las asignaturas de Ciencia se imparten con una metodología decimónónica que no despiertan ni motivan el interes de los niñas, las niñas y los jóvenes. Un curriculo que entiende la cultura como algo limitado a determinadas aptitudes estándares, evaluadas también de forma estandarizada. Aptitudes que están en consonancia con una jerarquía de valores que fomenta la competitividad entendida como el individualismo más feroz; y con la jerarquía de algunas asignaturas (pocas) que se consideran necesarias para triunfar en la vida laboral y en la economía.

Estas propuestas vienen de gobiernos conservadores y neoconservadores que entiende la educación como un puntal fundamental para fomentar el individualismo, a un “cowboy” solitario y desocializado, en una sociedad gobernada por las leyes del mercado. La igualdad de oportunidad se corresponde con la cuenta corriente. Precisamente ni hoy ni en un futuro necesitamos individuos desocializados pero instruidos en finanzas para que puedan luchar en la selva social que pretenden los neoconservadores, sino ciudadanos y ciudadanas conscientes del mundo que los rodea, críticos y responsables, que no se dejen engañar ni manipular y que entiendan que en la solidaridad y en la cooperación está el futuro.

Necesitamos un sistema educativo más personalizado que fomente la creatividad, la imaginación, la motivación, la iniciativa y el aprendizaje por descubrimiento. Y no la reforma que nos ofrece el gobierno del PP y los ideologos neoconservadores. ¿Cómo se entiende que los mismos políticos y economistas que nos han llevado de cabeza a la crisis propongan una educación finaciera para los jóvenes? ¿De qué están hablando?.
Si lo que nos preocupa es la salud democrática no hay que perder el sentido de la educación. En este momento debe formar a los niños, niñas y jóvenes para vivir de otra manera. Como ha escrito en un artículo en El País el filósofo irani Ramin Jahanbegloo, “la excelencia es el resultado de hacer las cosas con nobleza y originalidad”. Toda educación que no tenga un sentido integral,sea inclusiva, y forme ciudadanos y ciudadanas arruina la vida civil, o sencillamente, impiden la vida humana. Como ha escrito el profesor Aurelio Arteta, “la excelencia moral es la que más vale porque,sin ella, las demás excelencias valen menos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: