Ruido de sable en la Conferencia Sectorial de Educación

La Conferencia Sectorial de Educación celebrada el pasado 7 de febrero reunió a los/as consejeros/as autonómicos del sector con el equipo ministerial. Quizás lo más destacado del encuentro fue el ruido de sable que provoca el gobierno cuando, sin argumentos suficientes, pretende imponer el anteproyecto LOMCE y una memoria económica que incomoda incluso a los propios consejeros del partido gobernante, el PP.

 A nadie de la Conferencia Sectorial se le escapa que el anteproyecto LOMCE es una ley con pies de barro que, desde el primer día, entró en una vía muerta que no lleva a ninguna parte. Los problemas no son pocos ni pequeños. Las comunidades autónomas se encuentran ante los muchos dilemas que les ha provocado una reforma sin sentido pedagógico, pero marcada por la agenda ideológica del sector más conservador del PP. ¿Cómo encaja esta reforma en el objetivo de la Unión Europea de reducir el abandono escolar hasta un 10%? ¿Qué efectos va a producir la reforma de la estructura del  sistema educativo en la calidad de la educación? ¿Qué incidencia tendrá en la profesión docente y en las expectativas de futuro para los/as niños/as y los/as jóvenes? ¿Quién paga esta reforma que va a invertir el grueso de la partida presupuestaria en reorganizar la ESO; implantar una FP Básica, como puerta para la exclusión del sistema de miles de jóvenes y pagar cantidades millonaria a empresas privadas para que ejecutan ciento una reválidas y pruebas externas? Los gobiernos autonómicos son los que están padeciendo los efectos más negativos de la crisis. ¿Cómo  ajustarán las comunidades autónomas una memoria económica que les exige poner la mayor parte del dinero para una reforma innecesaria con las exigencias de déficit púlico cero y la política de motosierra impuesta por el gobierno?

 Sólo los muy fieles, aquellos que piensan como la niña Fabra – “que se jodan” los pobres, porque son unos fracasados-, jalean el anteproyecto LOMCE y animan al gobierno a ir más allá porque consideran que la LOMCE es una reforma “blanda”: Castilla la Mancha, Valencia, algunos medios de comunicación. Pero la realidad es que incluso comunidades como Madrid están con la mosca detrás de la oreja: ¡no se fían!

 Por eso prevalece el ruido de sable. Wert ha desenvainado la espada para cortar el nudo gordiano porque no tiene inteligencia para más, ni conoce la complejidad del sistema educativo. Me quedo con las palabras de la consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, que afirmó que no puede apoyar una memoria económica de ciencia ficción para una ley que considera altamente tóxica para el sistema educativo y la sociedad española.

 ¿Quién se cree la memoria económica de Wert? El gobierno ha puesto sobre la mesa unas cifras tramposas para un anteproyecto de ley tramposo. Tanto las cuentas como el cuento de la LOMCE no se las creen ni Wert, por eso no convence ni a los suyos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: