La participación como elemento de progreso

La participación de la comunidad educativa es muy importante para la buena organización y gestión de los centros. En España, a pesar de que existe una legislación abundante que facilita la participación de las familias, los docentes y el alumnado en la toma de decisiones del centro, esta sigue siendo una asignatura pendiente. El marco legislativo español es el amplio cauce de un río con muy poco caudal, cuando no seco.

La futura ley de educación (Lomce), si finalmente convierte los consejos escolares en “órganos consultivos”, ahondará aún más el alejamiento de las familias y de los alumnos de la participación, así como a los docentes. Todo el poder y el gobierno a los equipos directivos también significa convertir al claustro de profesores en meros espectadores de la vida del centro. En los sistemas educativos más avanzados de la Unión Europea la participación de la comunidad es clave para la eficacia y la calidad del sistema educativo. Pero quizás lo que más sigue perjudicando a la participación en los centros de alumnos y familias es la cultura pedagógica de una amplia mayoría de los docentes y la organización escolar: el modelo de centro. La participación es muy complicada con la actual organización curricular, administrativa, de horarios… de los centros. Hay que redefinir el escenario de la relación familiar, docente y escuela.

No es menos preocupante el déficit de participación del alumnado. La participación de los niños, niñas y de los jóvenes en las actividades y tareas de los centros tendría que ser transversal tanto al currículo como a la vida interna de colegios e institutos. A participar se aprende participando, aquí es cuando se adquiere sentido del respeto y de la responsabilidad. Es el camino más seguro para empezar a tomar conciencia de lo importante que es la democracia participativa para la democracia formal.

Experimentar la participación, la cooperación y la solidaridad es la mejor asignatura de Educación para la Ciudadanía. No olvidemos que educar para la ciudadanía sigue siendo el principal objetivo de la escuela pública. Pero ni la participación ni la educación ciudadana están en la agenda de la Lomce. Otro paso atrás en las políticas de progreso.

Anuncios

Un pensamiento en “La participación como elemento de progreso

  1. una participación real que es una participacion en las decisiones es la clave para la renovación de la escuela, y esta pasa necesariamente por los porfesores…
    estoy muy de acuerdo contigo y quería subrayar la importancia del peso del claustro en cualquier cambio signifcativo en la escuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: