Enseñanza para menos y de peor calidad

La futura “Ley de mejora de la Calidad Educativa” (LMCE) no aportará nada a la mejora de la educación en España. No se puede mejorar la educación reduciendo gastos, por mucho que lo defiendan el Ministerio de Educación y determinados sectores de la prensa. La calidad con menos recursos es un invento con un claro sesgo ideológico que se sitúa en el mismo plano político que preconiza el repago sanitario, la eliminación de todas las políticas socioeducativas y las políticas de recortes y austeridad que están arruinando aún más, si cabe, la economía y la cultura española.

La LMCE, ley impronunciable quizás como su contenido, no aporta otra cosa al sistema de enseñanza que un achique de espacio que dejará fuera a una gran mayoría de niños, niñas y jóvenes. Tendrán que darles muchas vueltas de qué manera, que no sea de un tajo, implantarán una ley con principios y fundamentos de la postguerra española en una sociedad cuya dos características más importantes son su capacidad para generar cambios y asimilarlos y la diversidad de sus ciudadanos y ciudadanas. La prueba de ingreso en Primaria, las reválidas en la ESO y en Bachillerato, los exámenes de facultad para el acceso a la universidad apuntan a que el sistema de enseñanza se convierte en una formidable carrera de obstáculos que aparca la formación y se centra en la preparación de exámenes de final de etapa para seguir estudiando. Esto ya lo hemos vivido en España y el resultado fue la urgencia de plasmar en una ley (LGE de 1970) una reforma que nos sacara de un sistema que tenía como banderas la discriminación y el fracaso escolar. También la nueva política de becas apunta en esta dirección. En cuanto a la FP dual que preconiza el ministerio, tiene el inconveniente de que tendría que inventarse otro empresariado, ¿o es que el gobierno está dispuesto a financiar la media de 20.000 euros anuales que cuesta un contrato en práctica? Porque a este empresariado que tenemos promotor de una de las reformas laborales más opresivas de Europa no le vemos por la labor.

La LMCE supone una quiebra al principio de equidad y un ataque frontal al sentido de la obligatoriedad que no es otro que la escuela pública universal para todos y todas hasta los 16 años. Con la nueva ley la enseñanza será para menos y de peor calidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: