Martha Nussbaum, Príncipe de Asturias

Marta C. Nussbaum es una de las pensadoras más importantes del siglo XX. Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2012. Obras como La fragilidad del bien: fortuna y ética en la tragedia y la filosofía griega; El ocultamiento de lo humano; Sin fines de lucro. Por qué la democracia necesita de las humanidades; Las mujeres y el desarrollo humano: el enfoque de las capacidades; o el Cultivo de la humanidad nos muestran un pensamiento alternativo, rico en matices que reflexiona permanentemente sobre la dignidad humana como un ideal universal, y sobre aquellas ideas que son imprescindibles para fortalecer una educación que garantice un futuro con valores compartidos como la solidaridad y la cooperación esenciales tanto para formar personas críticas y responsables como para conseguir un bienestar material producto de la justicia yla equidad. Unpensamiento alternativo para un mundo diferente. Para una humanidad más bondadosa.

En la obra de Martha C. Bussnaum la educación es uno de los ejes más importantes de reflexión. Educar es formar ciudadanos y ciudadanas. Es inculcar el espíritu cívico necesario para que las personas sean conscientes de que una sociedad se construye conjuntamente. Que las guerras, la violencia en cualquiera de sus manifestaciones, la justicia, la lucha contra la exclusión y la pobreza, contra la explotación son tareas comunes que debemos de resolver juntos.

No vale cualquier educación, ni sirve una enseñanza cualquiera. En su libro Sin fines de lucro. Porqué la democracia necesita de las humanidades (Editorial Katz, Madrid) escribe: “Estamos en medio de una crisis de proporciones gigantescas y de enorme gravedad a nivel mundial (…) me refiero a una crisis que pasa prácticamente inadvertida (…) una crisis mucho más perjudicial para el futuro de la democracia: la crisis mundial en materia de educación”. “En este momento de crisis, estamos haciendo muy pocas preguntas sobre el rumbo mundial de la educación y, por ende, el de las sociedades democráticas”. Le preocupa a Martha C. Nussbaum el cultivo de aquellas capacidades que potencien nuestros valores más humanos, es decir aquellos ligados al amor, a la solidaridad, a la cooperación, a la paz, a la libertad, al espíritu crítico. Su reflexión sobre las capacidades es muy importante. “Cultivar la capacidad de reflexión y pensamiento crítico es fundamental para mantener a la democracia con vida y en estado de alerta”.

Para Nussbaum, la idea del aprendizaje activo suele implicar un compromiso firme con el pensamiento crítico y esta es una de las grandes metas dela educación. Perosobre el sistema de enseñanza pesan, cada vez más las presiones para formar un tipo de alumno que rendiría bien en un examen estandarizado. Este modelo no supone ningún compromiso con la democracia, sino con los intereses de las élites económicas y políticas. “La educación es para las personas”. Nuestros gobernantes que parecen tener, desde hace muchos años, una idea muy pobre de lo que es y significa la educación, antes de coger la tijera de los recortes, deberían coger la obra de Martha C. Nussbaum. Nunca es tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: