Contra la precariedad, políticas de empleo

La Oferta Públicade Empleo (OPE) ha terminado recalando en el Ministerio de Hacienda. Desde la semana pasada este Ministerio ha abierto una ronda de conversaciones con los gobiernos autonómicos que han decidido ofertar plazas. Las dos comunidades más significativas: Andalucía, que ha convocado 2.389 y Euskadi, que ha convocado 531. Para el Gobierno de España es fundamental que se cumplan las restricciones presupuestarias aprobadas. El problema central sigue siendo la denominada tasa de reposición, fi jada en un 10%, con lo que solo se podría cubrir una de cada 10 jubilaciones de docentes en el 2012. Cada Administración educativa estudia el margen de maniobra legal para cumplir sus objetivos: la central, la reducción del déficit; las autonómicas, consolidar unas plantillas que garanticen un mínimo de calidad para el futuro de las escuelas y los institutos.

Y aquí radica el problema. Nunca sobran docentes. Situar la tasa de interinidad enla Administraciónpública por debajo del 8% ha sido un objetivo por el cual han trabajado durante los últimos años el Estado junto a los agentes sociales. Rebajar la precariedad laboral supone aumentar la calidad del servicio público. En el sector de la enseñanza esta premisa se hace más evidente que en cualquier otro. Si es cierto lo que se han aprendido y repiten como un mantra budista conservadores y socialdemócratas, que la calidad de un sistema educativo no va más allá de la calidad de su profesorado, estamos jugando con fuego. Una vez más la política de empleo está siendo la gran olvidada por el nuevo Gobierno. Y la política de empleo es un elemento esencial para el desarrollo de un sistema de enseñanza de calidad. En este momento el objetivo del Gobierno, como ya lo fue del anterior, es reducir a su mínima expresiónla Oferta Públicade Empleo (OPE). Esto significa: más interinos, menos estabilidad de las plantillas, más carga laboral para los docentes. A lo que hay que añadir los duros recortes salariales que ya comenzaron con el Gobierno del PSOE, y la precariedad laboral que ya existe entre los funcionarios públicos, entre ellos, los trabajadores de la enseñanza.

Se ha ejecutado una reforma laboral, pero no se ha hecho un pacto por el Empleo que es lo que necesita la sociedad española. Un pacto que incluya a la función pública y al sector de la enseñanza. Las políticas de empleo es una de las reformas pendientes en este sector.La Oferta Públicade Empleo avalada en el marco de un pacto por el empleo resuelve un problema relacionado con la calidad del servicio público educativo. Aunque en este caso el número cuenta y mucho. Crear un marco a unos años vista para mantener una OPE razonable resultaría menos gravoso para las cuentas públicas que volver a llenar las aulas de interinos, precarizar la función docente y rebajar los niveles de calidad del sistema de enseñanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: