La escolarización del alumnado gitano

La escolarización de los niños y los jóvenes gitanos sigue siendo una asignatura pendiente de los gobiernos españoles. El 90% del alumnado gitano está escolarizado, en ocasiones de forma marginal, en la enseñanza Primaria. El absentismo escolar está por encima del 30%. Siendo la etapa postobligatoria, Bachillerato, Formación Profesional de Grado Superior y Universidad el gran obstáculo para la formación plena de los jóvenes gitanos. La realidad que se vive en las escuelas y en los institutos cada día contradice las buenas intenciones de una legislación, como la española, que tiene un gran reconocimiento internacional por su apuesta por la integración, palabra que deberíamos desterrar. El gran problema para el pueblo gitano es que el sistema pretende integrarlos, pero no incluirlos.

Por ello, debemos destacar la iniciativa dela Fundación Secretariado Gitano de becar a 30 jóvenes para que estudien un curso universitario de Intervención Social conla Comunidad Gitana.En España no deben pasar de los 200 o 300 los jóvenes gitanos que acceden a estudios superiores. La iniciativa arranca enla Comunidadde Madrid donde vive el 10% del pueblo gitano, aproximadamente, unas 60.000 personas. El problema de la escolarización plena de los niños, las niñas y los jóvenes gitanos trasciende nuestras fronteras. El pueblo gitano es la minoría cultural más importante de Europa y no pasa por el mejor momento, porque el racismo y la xenofobia que vuelven a resurgir, les pone en su punto de mira.

En países como Francia o Italia los asuntos relacionados con el pueblo gitano se gestionan desde el Ministerio de Interior, una lección de antidemocracia y un atropello social que solo puede conducir a situaciones explosivas. Los objetivos dela UEpara el 2020 contra la pobreza, el paro y el abandono escolar no sirven de mucho si no se incluye al pueblo gitano. La esencia del problema sigue siendo la exclusión y es aquí donde la educación y el sistema de enseñanza pueden y deben jugar un importante papel.

La educación forma personas más libres, pero también más responsables. Se pierden los miedos al “otro” y a ejercer los derechos que como a cualquier ciudadano les garantizala Constituciónespañola. Por todo ello hay que saludar de buen grado la iniciativa dela Fundación SecretariadoGitano pero sin dejar de recordar que es en la enseñanza obligatoria donde debemos ejercer la presión social y política para que la inclusión sea real y no una integración documentada por ley.

 Desde la enseñanza obligatoria se debe armonizar las políticas educativas necesarias para que el alumnado gitano pueda continuar con total normalidad su educación en la enseñanza postobligatoria ¿Cuántos docentes gitanos y gitanas trabajan en la actualidad en nuestras escuelas e institutos? Esta es la imagen de un problema real: la inclusión de los gitanos desde la escolarización.

Editorial publicado el 19 de enero de 2012 en el Periódico ESCUELA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: