La educación y el bien común.

La educación, la enseñanza y el aprendizaje deberían ser conciderados bienes comúnes y patriminio de toda la humanidad. Un patrimonio compartido a tavés de la cooperación y de la solidaridad. Escribía John Le Carré que en las  barriadas de nairobí están los niños qu enuncan irán al colegio. Niños y niñas María Zambrano., Goehtes o Tomás Mann del futuro y para futuro de Africa y del mundo, pero no hay forma posible de liberar esos talenyos con las políticas económicas y sociales que atenazan el desarrollo humano.

La idea del bien común, sobre la que reflexiona Caludio Magris Magris, es uno de las señas de identidad de identidad de la Europa más civilizada y del mundo más ilustrado, el individuo no está subordinado pero no es un cowboy solitario.

Ni el amor ni la justicia fundamentan la política ni la economóa de la globalización. Si una crueldad premeditada y planificada que convierte la educación en una cárcel  o en una tumba; pero también en un elemento de formación en la crueldad de las élites que gobiernan el mundo: los chicos de Alcaeda son tan crueles y están tan instruidos como los economistas, abogados, y políticos que han frabricado una crisis para hacer aún más ricos a unos pocos ricos y convertir en más pobres a los pobres y a muchos que no lo eran.

La educación tendría que ser un objetivo a reivindicar por los movimientos sociales de amplio espectro. Porque la educación se asemeja a la naturaleza de ell podemos extrear todo aquello que necesita nuestro organismo para estar saludable y poder tener un desarrollo positivo.

La educación como bien común y derecho humano irrenunciable y compartido es el mejor libro para la paz que se puede escribir.

P.D.- Fatema Mernissi “Un libro para la Paz”. Aleph Editores. Barcelona 2004.  Una reflexión de cabecera. De plena actualidad.

Anuncios

Un pensamiento en “La educación y el bien común.

  1. Una gran reflexión porque esta es la verdad.
    Para sentirnos poderosos, nuestra mente limitada tiene que mirar el mundo a pedacitos, con estrechez. Por eso nos gusta pensar en la educación como “escuela”, como “política”, como “normas”. Pero la educación es iluminar proyectos, el de cada uno y el de todos juntos.
    Pedro me atrevo a decir que la naturaleza y la educación – compañeras y no antagonistas- son los únicos bienes comunes.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: